Poco

El niño cogió la piedra del suelo. En medio del descampado, si nada ni nadie a la vista, aquello le pareció lo más entretenido que había. Y con aquella piedra jugó toda la tarde hasta que el sueño, o quizás el hambre, le vencieron y volvió a su casa vacía. A veces lo más pequeño Seguir leyendo

Sentirse sólo

La lluvia no cesó durante toda la noche. El viento gélido se le metía por todos los huecos que su ropa no tababa. Casi podía sentir cómo le llegaba hasta los huesos. Estaba sentado en una escalera de la calle. Sin ganas ni de impedir que la gotas de lluvia llegasen hasta la espalda a Seguir leyendo