Una petición de mano

Carolina no era de esas mujeres que tenían miedo. No se amilanaba antes de su primer día de trabajo ni cuando tenía que discutir con alguien ante un accidente de tráfico. Sin embargo, cuando su novio de toda la vida agachó una rodilla y le enseñó un anillo pidiéndole matrimonio, su cuerpo se quedó inmóvil. Continue Reading