La habitación

Cuando Xoán despertó, estaba sentado con la espalda apoyada en una pared. La habitación era totalmente cuadrada, con cada pared pintada de un color diferente. Rojo, verde, azul y amarillo. Aunque a Xoán no le parecía familiar, tampoco se sobresaltó por no saber dónde se encontraba. Se levantó poco a poco e investigó la habitación. Seguir leyendo