No te puedo culpar de nada. Peleas por lo nuestro por encima de todo. Te admiro por eso. No sé si será lo que necesitamos; quizás existan otras cosas por encima de ello. Pero al menos peleamos por salir adelante. Y así seguiremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.