Ese día.

Al despertar, el tiempo había avanzado 10 años. Todo seguía en su sitio, con la misma gente, pero a su alrededor todo se movía más despacio. Y así fue para siempre a partir de aquel momento.

Feliz cumpleaños.

Compartir en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.