Una chica de Barcelona

El invierno no se acababa de marchar. Un día tras otro la lluvia caía incansable golpeando la acera y tiñendo de gris el espíritu de la gente. Él salió de trabajar, tarde como siempre. De camino a la parada de bus se fijó: una mujer, alta, se mantenía de pie apoyada contra la pared. En Continue Reading