Marioneta

Siguió caminando hasta el fondo del pasillo donde le esperaba otra puerta más. Al abrirla, entró en una habitación donde había tres puertas, una de cada color. La que estaba a sus espaldas, por la que acababa de entrar, desapareció misteriosamente. Una voz sonó por toda la habitación: Si a tu amada quieres encontrar, por Continue Reading