Las ganas de llorar

Llora porque no tenía nada mejor que hacer. En aquella esquina pensó sobre lo que había hecho mal en su vida para llegar a este punto. Recordó (y lloró más por ello) que de pequeño soñaba con una vida feliz. Una vida donde no tenía que preocuparse del trabajo ni de los problemas, donde se Continue Reading