Mi mentira

El día dura un latido de corazón. La mañana. Me quedo quieto en la calle y miro a mi alrededor: las personas, los coches, el cielo. Las mismas nubes de todos los días. Me vigilan y me persiguen. Las mismas caras que me observan con miedo al desconocido. La calle se empieza a mover y Continue Reading