Sonrie

Dicen que no hay nadie imprescindible.Recuerdo hace años, cuando era un niño, que jugaba al fútbol con mis amigos en un patio que había delante de mi casa. Lo recuerdo, pero la verdad es que prefiero olvidarlo. Yo no era un líder, si no más bien era uno más de la manada. Bueno, uno más Continue Reading