El pasillo de la soledad

El pasillo era muy largo. Demasiado. El suelo era de color azul y las paredes blancas con algunas manchas amarillas. El techo no lo veía muy bien, pero parecía también blanco. Empezó a caminar más bien despacio, mientras se adentraba por el pasillo intentando buscar por las paredes alguna puerta por la que salir, o Continue Reading