Aunque en las calles ya no quedaban farolas, derretidas por el calor abrasante que sacudía la ciudad desde hacía semanas, no era excusa para que Xoan no bailara en calzoncillos en el salón de su casa al ritmo de uno de sus rock’n’roll preferidos. Quizás por haberlo escuchado un centenar de veces, notó que había Continue Reading

– Hoy soñé contigo.– ¿Ah sí? ¿Y qué soñaste?– Soñé que te echaba de menos.– ¿Y por qué me lo cuentas?– Porque me desperté y el sueño continuaba. Compartir en las redes sociales