La noche ya era la protagonista en el cielo. A esa misma hora, como todas las noches, Xoan conducía su coche acompañado de su novia para dejarla en su casa. Cuando llegó delante de su portal, se detuvo para despedirse hasta el día siguiente.– Espera, no pares aquí.– ¿Por qué?– Porque aquí nos ven desde Continue Reading