Al final… llegará el día en que dentro de tí resurjan las cenizas de tu corazón destrozado por la mano de quien deseas y no alcanzas. No hace falta moverse de tu silla para estrellarte contra un muro que sólo destroza tu interior. La pérdida del sentimiento de sentirse especial. Habrás perdido el corazón y llorarás, culpable de los juegos y la avaricia.

Pasarás el resto de tu vida en el fondo del calabozo más oscuro que puede existir para alguien como tu: la indiferencia de los demás.

Compartir en las redes sociales

3 Thoughts.

  1. Por desear demasiado, nos arriesgamos a perderlo todo. ¿Hay mayor castigo para la avaricia que el darte cuenta de que no eres especial para quien sí lo es para tí?Ella siempre estará ahí recordándotelo.

  2. Avaricia.(Del lat. avaritĭa).1. f. Afán desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas.Según <>tu<> descripción ,todos seríamos avariciosos.Quién no ha deseado alguna vez a alguien?De todas formas,la avaricia es una debilidad humana,no conozco a nadie que no haya sido avaricioso alguna vez.Sigue buscando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *