De vez en cuando algunos transeúntes dejaban escuchar su voz al compás de un coche perdido que deambula en la búsqueda de un lugar donde descansar. Dentro, en el salón, la luz anaranjada de las farolas de la calle jugaban con las sombras en los rostros de los jóvenes. Sentados cada uno en un extremo del sofá evitando tentaciones, sus ojos, dulces y tiernos, Continue Reading

Xoan recorría las calles de la ciudad protegiéndose como podía de los meteoritos que le caían encima. Era la última que quedaba por evacuar y él era el encargado de asegurarse de ser la última persona en abandonarlo. La metrópolis estaba ya casi destruída. El meteorito estaba despidiendo miles de meteoritos lanzaderas que habían destruído Continue Reading