Invierno

La noche era fría. En el cielo la luna llena iluminaba las nubes que descargaban con rabia su manantial sobre el asfalto.

Xoan miraba por la ventana. La lluvia dejaba las gotas corriendo por el cristal luchando por llegar al final. Dos pisos más abajo una pareja se mojaba bajo la luz de una farola.

Qué vida más triste.

Compartir en las redes sociales

1 Thought.

  1. Que vida mas triste….si…pero podemos intentar cambiar algo. Para ello hay que dar el paso, lanzarse a la piscina. Si nos resignamos a estar siempre tras el cristal de la ventana nunca sabremos si de verdad la vida es triste porque si o porque nosotros la hacemos triste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *