Para tí

La habitación estaba en la penumbra. En una esquina, las sábanas de la cama se quejaban retorcidas de que nadie les prestase atención en tres días. En la otra, Xoan se secaba las lágrimas que vaciaban su corazón. Con decisión, cogió un papel y empezó a escribir: Hola, no me voy a andar con rodeos, Seguir leyendo

Invierno

La noche era fría. En el cielo la luna llena iluminaba las nubes que descargaban con rabia su manantial sobre el asfalto. Xoan miraba por la ventana. La lluvia dejaba las gotas corriendo por el cristal luchando por llegar al final. Dos pisos más abajo una pareja se mojaba bajo la luz de una farola. Seguir leyendo