─ He soñado contigo.
─ ¿Cómo era tu sueño?
─ Venías a verme. Corríamos escapando de alguien y cuando paramos para descansar, intentaste besarme en la boca.
─ ¿Y lo hice?
─ No, me desperté en ese momento.
─ Eso es que querías que esa parte la hiciese real.

Se acercó a ella y le dio un beso en los labios. Ella sonrió, avergonzada por la picardía del joven.

One thought on “Buscando un beso”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.