Buscando un beso

─ He soñado contigo.
─ ¿Cómo era tu sueño?
─ Venías a verme. Corríamos escapando de alguien y cuando paramos para descansar, intentaste besarme en la boca.
─ ¿Y lo hice?
─ No, me desperté en ese momento.
─ Eso es que querías que esa parte la hiciese real.

Se acercó a ella y le dio un beso en los labios. Ella sonrió, avergonzada por la picardía del joven.

Compartir en las redes sociales

1 Thought.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *