Desconocida

– ¿Alguna vez has perdido a un amigo?
– Sí.
– ¿Y qué sentiste?
– Impotencia. Desearías decirle muchas cosas que no te atreviste a decirle en vida.

Hubo una eternidad en silencio. Eran las cinco de la mañana. Acostados dentro de cama, con el edredón tapándoles hasta los ojos, se miraban fijamente guardando el silencio. No querían hablar, querían la tranquilidad. Hablar por pensamientos.

Él se atrevió a romper la armonía y la abrazó a Ella para recostarla y poder apoyar la cabeza en sus pechos, tapándose completamente con las sábanas.

Y se durmieron.

Compartir en las redes sociales

1 Thought.

  1. Es muy curioso lo que se puede llegar a encontrar por la red sin proponerselo. Un pequeño diamante. Tinenes una manera de escribir que me engancha, hace que quiera saber cuales son todas esas historias reales en las que lo basas, que es lo que sientes para escribir asi… No me resulta facil expresarme, no quiero caer en topicos , ni tampoco ser redundante, asi que mejor lo dejo asi. Al menos esas 4 palabras son algo de verdad.Seguire leyendo.Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *