Una carta

Querida,

sé que hace muchos años que nos vimos por primera vez. Aquel verano caluroso, cerca de la playa, donde nuestros caminos se encontraron para hacernos perder la cabeza. Desde entonces ha pasado mucho tiempo, lo sé. Nos hemos divertido mucho juntos y también hemos llorado. Quizás lo segundo pese más que lo primero pero lo primero lo recordamos con añoranza. Ahora todo es diferente. La vida nos ha vuelto a separar y ha hecho nuestros caminos paralelos aun con la alegría, al menos, de llevarnos en la misma dirección y que podamos vernos, aunque no cruzarnos.

Sin embargo me gustaría decirte que quizás, algún día, te gustaría volver a unir nuestros caminos en un sólo. Sé que te chocará leer esto. Sé que no te lo esperabas o que quizás pienses que ya estoy otra vez con las mismas promesas. Es diferente. El tiempo nos ha hecho más maduros y más independientes uno del otro.  Pero ¡qué sería de nosotros si no tuviéramos la esperanza de que algún día volveremos a estar juntos! Yo no me lo he sacado de la cabeza y sé que posiblemente tu tampoco. ¿Qué pasará aquel día que desayunemos en la misma mesa? ¿Cómo habremos llegado hasta ahí dadas nuestras circunstancias actuales? Sé que ahora suena como algo imposible; no podemos imaginar qué pasos dará nuestra vida para llegar a ese objetivo pero ¡quién sabe! Es bonito soñarlo, es bonito pensar que algún día estaremos sentados en el mismo sofá compartiendo un bol de palomitas o en unos grandes almacenes eligiendo muebles nuevos para el piso.

Nuestro pasado seguirá ahí. No podremos evitarlo. Tendremos que convivir con ello y aceptarlo. No sé si te pasará como a mi, que cada experiencia que vivo con otras personas me las imagino cómo sería vivirlas a tu lado. Y es una sensación que me encanta.

Espero, sinceramente, que esta carta llegue hasta a ti y me tengas en tu mente. No sé qué harás con ella. Puedes tirarla a la basura sin haberla abierto o puedes guardarla para cuando nos volvamos a ver. Hagas lo que hagas lo aceptaré.

Te quiere,

papá.

Compartir en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *