Una carta

Querida,

sé que hace muchos años que nos vimos por primera vez. Aquel verano caluroso, cerca de la playa, donde nuestros caminos se encontraron para hacernos perder la cabeza. Desde entonces ha pasado mucho tiempo, lo sé. Nos hemos divertido mucho juntos y también hemos llorado. Quizás lo segundo pese más que lo primero pero lo primero lo recordamos con añoranza. Ahora todo es diferente. La vida nos ha vuelto a separar y ha hecho nuestros caminos paralelos aun con la alegría, al menos, de llevarnos en la misma dirección y que podamos vernos, aunque no cruzarnos.

Seguir leyendo…

Compartir en las redes sociales