De cuando era niño

De pequeño tenía miedo de sentirme solo. Recuerdo tardes en las que me tiraba en el sofá a ver alguna película o dibujos y mi padre venía a ponerme la manta por encima, bien apretada para que el frío no pudiera entrarme por ningún escondite. Me apretaba tanto la manta que incluso me hacía sentirme protegido. Menuda tontería puedo pensar ahora.

También aprovechaba cuando mis padres salían por la noche para dormirme en su cama. Solo para hacerme el dormido cuando llegasen y me tuvieran que llevar a cama. No sé porqué lo hacía y creo que todos lo hemos hecho alguna vez. Pero supongo que aun siendo niños, a veces nos gustan que nos traten como cuando éramos bebés.
Compartir en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *