Las ganas de vivir

Alegría personal, no es compartida. Para algunos no es momento de estar alegre. Otros, quieren convencerse de que hay motivos para estarlo.
Xoan descansaba sobre la barandilla de su balcón. Disfrutaba viendo como aquel lunes se moría detrás del horizonte, el Sol lo estaba quemando.

– Debía ser un Lunes bastante cargado. Al Sol le está costando.- Pensó.

Siguió observando aquel cielo, rojo como nunca lo había visto, hasta que llegó la noche.

Compartir en las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *