Xoan estaba dándose los últimos retoques delante del espejo cuando su novia lo avisó al timbre.

– Estoy terminando, ahora mismo bajo.

Terminó de ajustarse la camisa y bajó corriendo por las escaleras. Ella le estaba esperando impaciente.

– ¡Hola!
– Hombre, por fin…
– Venga, vamos, que llegamos tarde.

Uno de los amigos de Xoan daba una fiesta en su casa y Xoan y su novia habían quedado para ir juntos. Por el camino ella se mostraba impaciente por conocer a sus amigos.
– ¿Estás nerviosa?
– Un poco, pero bueno, cuanto antes pase esta primera impresión mejor.
– Claro, no te preocupes, ya verás como no es para tanto.

Cuando llegaron, Xoan llamó a la puerta y su amigo le abrió dejando escapar un aire de música que sonaba en el interior.
– ¡Hombre Xoan! ¡Cuánto tiempo! Vaya, veo que no estás sólo… – El amigo se quedó mirándola-. Hola ¿qué tal?
– Sí, viene conmigo, estaremos un rato nada más.- Le explicó Xoan.
– Ya… verás… ¿sabes qué pasa? Mira, ven. – Cogió a Xoan por el hombro y lo llevó a una zona más apartada -. Verás, ella no puede entrar.
– ¿Por qué?
– Mira, no es por mí, es por… ya sabes. Es mejor que no entre.
– Vamos tío, es mi novia. Casi no tiene amigos y quiere conoceros, a vosotros y a… a todos, quiere formar parte del grupo.
– Ya… lo siento, pero si vienes con ella… cero fiesta, Xoan.

Se dio media vuelta y fue junto a su novia.
– ¿Qué pasa Xoan?
– Nada… mejor nos vamos, aquí ya están terminando.
– ¿No podemos pasar?
– No, hoy tampoco nos dejan.

Compartir en las redes sociales

1 Thought.

  1. Sentir que los demás te apartan del grupo, de una u otra forma, te deja siempre una sensación de que algo está fallando. Cualquier persona que te da para elegir “o él/ella o yo” te hace cuestionar los valores de su amistad. Quizás no lo hacen queriendo, pero ninguno se ha preocupado en averiguarlo.Siempre podrán decir que la culpa es tuya, porque ellos son más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *